• Psicoanálisis:

    Especialistas en Salud Emocional: terapia familiar, de pareja e individual, en estados depresivos, de duelo, adicciones y otras afecciones asociadas.

  • Cultura:

    ¡Nuestra intervención terapéutica es ambulatoria y no requiere medicación o ingreso a centros de reposo!

  • Vínculo Social:

    Disponemos de un novedoso y efectivo procedimiento clínico en pro de la salud emocional del individuo, la pareja, la familia y el vínculo social.

sábado, 14 de abril de 2018

La Asociación I.P.S. recomienda: "Desnudez" y "El cuento de la princesa Kaguya".


Libro recomendado: Desnudez
Autor: Giorgio Agamben
Editorial: Adriana Hidalgo Editora


Una investigación que pretenda medirse en serio con el problema de la desnudez debería ante todo remontarse arqueológicamente más allá de la oposición teológica desnudez/vestido, naturaleza/gracia, pero no para alcanzar un estado original precedente a la escisión, sino para comprender y neutralizar el dispositivo que la produjo. No es casual que, cuando a principios del siglo XX se difundieron en Alemania y luego en el resto de Europa movimientos que predicaban el nudismo como nuevo ideal social, reconciliado con la naturaleza del hombre, ello fue posible sólo oponiendo a la desnudez obscena de la pornografía y de la prostitución la desnudez como Lichtkleid ('vestido de luz'), es decir, evocando inconscientemente la antigua concepción teológica de la desnudez inocente como vestido de gracia. Lo que mostraban los naturistas no era una desnudez sino un vestido, no era naturaleza sino gracia.
Que Adán y Eva antes del pecado no pudieran ver su desnudez porque esta se hallaba recubierta de un vestido de gracia no está dicho en modo alguno en la Biblia. La única cosa segura es que al principio Adán y Eva estaban desnudos y no sentían vergüenza ('El hombre y su mujer estaban ambos desnudos, y no sentían vergüenza'). Después de la caída, en cambio, sienten la necesidad de cubrirse con las hojas de higuera. Es decir, la trasgresión de la orden divina implica el paso de una desnudez sin vergüenza a una desnudez que debe cubrirse.


Recomendada Psicoanálisis y Cine: El cuento de la princesa Kaguya (2013).


"El cuento de la princesa Kaguya" (Kaguya-hime no Monogatari), es una película de animación japonesa estrenada en 2013 y nominada a los Premios Óscar en 2014, está inspirada en un cuento japonés de finales del siglo IX: El cortador de bambú, de autoría anónima y considerada una de las piezas más míticas de la historia de la literatura nipona, al estar hablando de la primera pieza de ficción de la que se tiene constancia y precursora absoluta de toda la literatura de ficción posterior en el mismo país, un mito que ha dado lugar incluso al porque el Monte Fuji se convirtió en volcán, ya que, según el folclore japonés, este erupciona cuando la princesa Kaguya se enfada.

"El cuento de la princesa Kaguya" es un film cuya creación y producción duró alrededor de siete años dedicados a dibujar un poco más de miles de fotogramas, dando como resultado un estilo que asemeja a las laminas coloreadas de un libro, dejando en claro así, no sólo por la historia, si no también por el dibujo, que es un cuento.


Sinopsis: Basada en un cuento popular japonés anónimo del siglo IX, "El cortador de bambú". La historia comienza cuando una pareja de ancianos campesinos encuentra a una niña diminuta dentro de una planta de bambú, y deciden adoptarla como si fuera su hija. Pasan los años, y rápidamente se convierte en una hermosa mujer pretendida por muchos hombres poderosos. (FILMAFFINITY)


Compartir:

sábado, 7 de abril de 2018

La Asociación I.P.S. recomienda: "El Crimen Perfecto" y "A Roma con amor".


Libro recomendado: El Crimen Perfecto
Autor: Jean Baudrillard
Editorial: ANAGRAMA


Esto es la historia de un crimen: del asesinato de la realidad. Y del exterminio de una ilusión: la ilusión vital, la ilusión radical del mundo. Si el crimen fuera perfecto, también este libro debería ser perfecto, ya que quiere ser la reconstitución del crimen. Desgraciadamente, el crimen jamás es perfecto. Por otra parte, en este libro negro de la desaparición de lo real, no han podido ser descubiertos los móviles ni los autores, y el cadáver de lo real jamás ha sido encontrado. En cuanto a la idea que preside el libro, tampoco ha podido ser descubierta nunca. Era el arma del crimen.
Si bien el crimen jamás es perfecto, la perfección, por su parte, siempre es criminal, como su mismo nombre indica. En el crimen perfecto, la perfección misma es el crimen, de la misma manera que en la transparencia del mal, la transparencia misma es el mal. Pero la perfección siempre es castigada y su castigo es la reproducción.
Si las consecuencias del crimen son perpetuas, no hay ni asesino ni víctima. De haber alguno de los dos, un día u otro se conocería el secreto, y se resolvería el proceso criminal. El secreto, a fin de cuentas, es que los dos se confundan: «En último término, el asesino y la víctima son una misma persona. Sólo podemos concebir la unidad de la raza humana si podemos concebir, en todo su horror, la verdad de esta equivalencia esencial» (Eric Gans).
En último término, el objeto y el sujeto son lo mismo. No podemos entender la esencia del mundo si no podemos entender, en toda su ironía, la verdad de esta equivalencia radical.
«Baudrillard destaca en el arte de desasnar. Practica un pensamiento radical que se desolidariza de lo real y, con júbilo desenvuelto, socava los fundamentos de nuestras creencias… Un prestidigitador de un virtuosismo sin ningún fallo. Y de una seducción irresistible» (Roland Jaccard, Le Monde).
«Con su nuevo libro, nuestro único pensador radical-fatal descifra el enigma del fin de siglo y nos brinda una obra maestra del humor negro. Su libro es hermoso, y bello como el encuentro de Nietzche, Arthur Clarke y Borges» (Jérôme Bindé, Le Nouvel Observateur).


Recomendada Psicoanálisis y Cine: A Roma con amor (2012).


Sinopsis: Cuatro historias independientes con un escenario común: la ciudad de Roma. En la primera, un matrimonio americano (Woody Allen y Judy Davis) viaja a italia para conocer a la familia del prometido de su hija (Alison Pill). En la segunda, un italiano (Roberto Benigni) se hace famoso sin motivo de la noche a la mañana. En la tercera, un arquitecto californiano (Alec Baldwin) visita Roma con sus amigos donde conoce a un estudiante (Jesse Eisenberg) y, en la cuarta, una recién casada (Alessandra Mastronardi) se pierde en la capital italiana, a la que ha ido a visitar a los familiares de su marido (Alessandro Tiberi). (FILMAFFINITY)

Para saber más acerca de la película ver: To Rome with Love.


Compartir:
Elkin Emilio Villegas Mesa - Doctoralia.co

¡Quiero Donar!

Síguenos por correo

Entradas populares